Domingo III del Tiempo Ordinario Ciclo B: “Venid detrás de mí y os haré pescadores de hombres” (Mc 1,14-20)
    
 

 

   La Palabra de Hoy

1ª Lectura: Jonás 3,1-5.10

   “Los ninivitas creyeron en Dios”        

   Salmo :  24
   “Señor, instrúyeme en tus sendas”

2ªLectura:    1º Corintios 7,29-31

  “Hermanos, el tiempo se acaba”

Evangelio:  Marcos 1,14-20
   
 
  “Convertíos y creed en el evangelio ”

 

 

PALABRA DE VIDA

          La Palabra de hoy vuelve a insistir en el tema central de la del domingo pasado: llamada y conversión. Así, Jonás y Jesús llaman a la conversión, el primero lo hace a los ninivitas, y Jesús la pide para entrar en el Reino de Dios. La llamada continúa, de parte de Dios, para corresponsabilizarnos con la misión de Jesús, pero la respuesta, conversión  al Reino, depende de nuestra libre decisión.
          Vamos a ver, a lo largo de estos domingos, el ministerio itinerante de Jesús en Galilea, donde se van a dar reacciones diversas entre los que escuchan su palabra y ven sus gestos. Comenzamos por la invitación (convocatoria) a un grupo de discípulos a iniciar la misión de anunciar el Reino con Jesús.
          La llamada de los primeros discípulos está encuadrada dentro de un contexto concreto: Juan ha sido arrestado, y Jesús viene del desierto, donde ha sido bautizado por Juan y tentado (Mc.1,12-13). El arresto de Juan traslada a Jesús hacia Galilea, su tierra.
          Fe y conversión son las exigencias del Reino. Para ello, concreta Marcos, no hay mejor manera que seguir a Jesús, por eso une el anuncio de la Buena Noticia con la llamada de los discípulos.     Pasando junto al lago, encuentra a unos pescadores en su trabajo habitual y les hace la invitación-llamada. Es extraño que unos hombres enfrascados en sus quehaceres respondan de un modo tan radical. Esto se entiende teniendo en cuenta que el evangelio no es una crónica, sino la narración de la experiencia de fe. Así, Marcos presenta las exigencias del discipulado cristiano.  Dichas exigencias las podemos concretar en:

  • El discipulado nace de una respuesta, partiendo la iniciativa del propio Jesús. Ser discípulo implica seguir a Jesús, estar con él y compartir su talante de vida.
  • La vocación cristiana es comunitaria. Jesús no llama a personas aisladamente, sino que desde esa llamada personal les inserta en una comunidad, pues sólo la fraternidad hace creíble el mensaje del reino.
  • Se llama para algo. Toda vocación tiene una misión. Por eso Jesús llama para que colaboren en el urgente anuncio de la Buena Noticia. Lógicamente esto implica  disponibilidad y generosidad para hacer renuncias. Es una opción de vida que se propone sin violencia, tan sólo se exige que pongan lo que son y saben hacer al servicio del Reino,
          Ya, a lo largo de todo el evangelio de Marcos, Jesús aparecerá siempre acompañado de los suyos. Esta es la manera de expresar que sólo siguiéndole a él se le puede conocer y, de este modo, insertarse en la dinámica del Reino.
          La llamada de Jesús se sigue repitiendo, y no sólo para clérigos y religiosos, sino para todo bautizado. El  sigue haciéndose el encontradizo en medio de nuestras tareas y afanes cotidianos, para invitarnos (llamarnos) a su seguimiento, con la misión concreta de Anunciar la Buena Noticia del Reino. Nosotros, en el hoy del siglo XXI, hemos de ponernos en el lugar de los discípulos, es decir, detrás de Jesús con las miradas sólo en él. De esta manera podremos llamarnos y ser seguidores de Jesús, colaboradores suyos en el anuncio de la Buena Noticia de la llegada del Reino de Dios. ¡¡¡ATRÉVETE!!!

         

    


 

 

     

PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO

  • ¿Qué significa para mi “creer en el evangelio”? ¿A qué me compromete?
  • Jesús me sigue llamando a ser su discípulo ¿Qué significa esto en mi vida?
  • El Reino implica conversión ¿Qué es para mí conversión? ¿Hasta dóndes estoy dispuesto a llegar?








     

REAL PARROQUIA SANTA MARÍA MAGDALENA -SEVILLA-

 

Imprimir Correo electrónico

Real Parroquia Sta María Magdalena
parroquiadelamagdalena@gmail.com
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5,
41001 Sevilla


© 2014 Real Parroquia de Santa María Magdalena

Real Parroquia Sta María Magdalena
parroquiadelamagdalena@gmail.com
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5
, 41001 Sevilla

Mapa del Sitio
  De Interes...
© 2014 Real Parroquia de Santa María Magdalena