Domingo II de Adviento Ciclo B: “Preparad el camino al Señor” (Mc 1,1-8)

 

   La Palabra de Hoy

1ª Lectura: Isaías 40,1-5.9-11

  “Preparadle el camino al Señor”                     

   Salmo 84
   “Voy a escuchar lo que dice el Señor”

2ªLectura: 2 Pedro 3,8-14

  “Esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva”
Evangelio:   Marcos 1,1-8
  “Envío mi mensajero delante de ti, el que ha de preparar tu camino”

 

PALABRA DE VIDA

     Las lecturas de este segundo domingo siguen insistiendo en vivir  el Adviento en clave de “preparación. Este segundo domingo de Adviento proclamamos en la liturgia el comienzo del evangelio según San Marcos. En él se hace una breve presentación de Jesús y se muestra a Juan Bautista como el precursor, el que anuncia la llegada del Mesías. Es un anuncio que, según el relato teológico de Marcos, fue acogido masivamente en la región de Judea y entre los habitantes de Jerusalén.
     El evangelio de Marcos comienza con un prólogo (Mc 1,1-13) que introduce la actividad de Jesús y que leeremos entre este segundo domingo de Adviento y el domingo del Bautismo del Señor. Centrándonos en el pasaje de hoy descubrimos  que el primer versículo hace dos afirmaciones sobre Jesús, que serán muy importante en todo el evangelio de Marcos: Jesús Mesías e Hijo de Dios.
    Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios. Es el “ungido” (eso significa  “Mesías” en hebreo, y “Cristo” en griego), el enviado por Dios para salvar a su pueblo, pero su verdadera identidad sólo se revela en la cruz. Sólo en ella queda claro que es el Hijo obediente a la voluntad del Padre.
    Por lo que vamos diciendo no es fácil descubrir que en el primer versículo del evangelio de Marcos queda enunciada la misión y la verdadera identidad de Jesús, aunque luego se irá desvelando y precisando a lo largo de todo el evangelio. De esa identidad habla la predicación de Juan Bautista (Mc 1,2-8), personaje significativo del Adviento.
    El “evangelio” o Buena noticia de Jesús se inicia con la predicación de Juan Bautista. Su misión, enunciada con una cita del A.T, es la de preparar el camino al Señor. Por tanto,es un mensajero que está en función de otra persona mayor que él y que se entiende con referencia a ese otro. Los lectores cristianos sabemos que habla de Jesús, pero en el relato esto no ha sido revelado todavía.
     Se dice que la predicación de Juan consistía en una llamada a la conversión acompañada de un bautismo en el Jordán que ratificaba la decisión a cambiar de vida y ofrecía el perdón de los pecados. Los dos escenarios donde Juan predicaba y bautizaba, son importantes, porque el desierto y el Jordán son dos lugares son dos lugares relacionados con éxodo de los israelitas hacia la tierra prometida. Si antaño Israel fue puesto a prueba y purificado, ahora el Bautista hace una nueva llamada a la purificación y conversión.
     La propia vestimenta de Juan recuerdan a las descritas del profeta Elías (2 Re 1,8), lo cual le convierte en el nuevo profeta que, según la tradición judía, debía volver antes de la llegada del Mesías. Su forma de vestir, en consonancia con el mensaje que predica, habla de austeridad y renuncia. Juan es sólo un mensajero, pero su anuncio tiene carácter de urgencia, es decisivo y a nadie puede dejar indiferente.
    La predicación final de Juan es contundente: habla de Jesús y de él mismo. Según los profetas del A.T, la fuerza y el don del Espíritu son señales que identificarían al Mesías esperado (Is 9,6; 11,2).  Es evidente que el evangelista muestra una y otra vez la relación entre el Bautista y Jesús. Juan recuerda esto y, haciendo una comparación consigo mismo, deja claro que ni siquiera se considera digno de ser siervo del Mesías al que anuncia. Juan apunta, como una flecha, a alguien que es más fuerte que él y que bautizará con Espíritu Santo. Su anuncio y testimonio despierta en nosotros el deseo de acoger al Señor que viene.
     Juan el Bautista no es sólo un personaje del pasado. Su mensaje de conversión y su anuncio del Mesías, su modo de vivir y su predicación apuntaban a Jesús. En este Adviento se dirige a cada uno de nosotros.
 

     

PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO

  • Juan Bautista fue la voz que anunció la llegada del Mesías. Según el pasaje del evangelio que hemos leído, le caracterizaban la austeridad, la humildad… ¿Qué actitudes del Bautista podemos hacer nuestras en esta Adviento?
  • La certeza de que el Mesías llegaba configuró el estilo de vida de Juan ¿Hasta qué punto Jesús está ocupando un lugar decisivo también en mi vida?
  • “Apareció Juan Bautista en el desierto predicando un bautismo de conversión”. ¿En qué aspectos tendríamos que tomar en serio la llamada de Juan y cambiar de mentalidad y de actitudes? ¿Por dónde podemos empezar?






 

REAL PARROQUIA SANTA MARÍA MAGDALENA -SEVILLA-

 

Imprimir Correo electrónico

Real Parroquia Sta María Magdalena
parroquiadelamagdalena@gmail.com
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5,
41001 Sevilla


© 2014 Real Parroquia de Santa María Magdalena

Real Parroquia Sta María Magdalena
parroquiadelamagdalena@gmail.com
Telf: 954 22 96 03
Calle Bailén, 5
, 41001 Sevilla

Mapa del Sitio
  De Interes...
© 2014 Real Parroquia de Santa María Magdalena